Cera de Abeja

La cera de abeja se usa ampliamente en la preparación de cremas, pomadas, emplastos, crayones labiales, cremas limpiadoras y astringentes, mascarillas faciales y cremas de belleza, en la preparación de moldes para prótesis dentales, en la confección de pulimentos, así como en otros múltiples usos farmacéuticos, cosméticos, médicos e industriales.

Los productos que contienen cera de abejas suavizan la piel. La cera blanca entra normalmente en la composición de cremas nutritivas, astringentes, de limpieza, y en mascarillas para el cutis. 

En cosmética, en forma de cremas o de ungüentos, debido a las propiedades emolientes antiinflamatorias y cicatrizantes de muchos de sus componentes.

La cera de abejas se caracteriza por hidratar, nutrir, reafirmar, suavizar y mantener la humedad de la piel. Forma una fina capa protectora que no obstruye los poros..

La Cera de Abeja que utilizamos para la elaboración de LA POMADA DEL SILENCIO se obtiene directamente del panel de manera totalmente natural y artesanal sin ningún tipo de manipulaciones ni tratamientos.

La Pomada del Silencio

La cera de abeja tiene propiedades únicas que la convierten en un ingrediente fundamental para la elaboración de nuestra crema:

Contiene 68 veces más vitaminas que la carne de vaca, y ayuda a limpiar la piel.

Tiene propiedades cicatrizantes y antibacterianas, es un excelente emoliente.

Aporta muchísima hidratación y suavidad a la piel.

Actua como limpiadora y astringente, proporcionando a la piel una capa protectora y mejorando su elasticidad.

Nuestra cera de abeja se obtiene de la manera más natural posible y respetando siempre el medio ambiente.